Catedral de Florencia. Santa Maria del Fiore.

Descripción

Catedral de Florencia. Tinta, acuarela y acrílico sobre papel, díptico, 42 x 60 cm. 2018.

 

Catedral de Florencia. Tinta sobre papel, díptico, 42 x 60 cm. En proceso, 2018.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           Esta catedral es gótica, la cúpula son cuatro arcos apuntados que se unen en la linterna que hace de clave, ocho caras o lunetas puntiagudas separadas por nervios.
Encajaría mucho más en Siena, hasta el color de las gigantescas tejas es del color de la ciudad, colores ocres rojizos, tonos tierra rojos por el abundante hierro, que no lo tiene Florencia ya que esta está construida en piedra y no ladrillo, cuya catedral pretendía superar a la de Siena, lo consiguieron en tamaño y la espectacular cúpula, una novedad gótica, pero entre los inventos de ingeniería para construirla y una vuelta a cultura greco-romana, de hecho Brunelleschi había estudiado las obras romanas, en especial en Panteón, donde sacó la inspiración para esta cúpula. La ingeniería romana junto con los avances góticos lograron superarla por primera vez, sólo que la del Panteón es esférica y esta puntiaguda y octogonal. A partir de su construcción se desarrolló el renacimiento en todas las artes, acabaron con los excesos del gótico y la oscura Edad Media.
La de Siena es la primera catedral gótica italiana y la de Florencia la última.
En el resto sigue siendo mucho más rica Siena, sobre todo el interior, llena de tesoros, la de Florencia es sobria cómo una iglesia calvinista, quizá por influencia de Girolamo Savonarola (1452-1498), que se había echo con el poder en la ciudad y casi cambia el rumbo de la cristiandad enfrentándose al Vaticano, quemado en la hoguera a pocos metros de la catedral, en la Piazza della Signoria.

 

Fecha

10 septiembre 2018