Elogio del Horinonte. Gijón, Cerro de Santa Catalina. Boceto 1.

Descripción

Elogio del Horinonte. Obra de Eduardo Chillida, 1990. Gijón, Cerro de Santa Catalina. Tinta y acrílico, 21 x 30 cm. 2019

 

Elogio del Horizonte, de Eduardo Chillada, 1990. Gijón, Cerro de Santa Catalina. Tinta y acrílico sobre papel, 21 x 30 cm. 2019

 

Elogio del Horinonte. Escultura de Eduardo Chillida, 1990. Gijón, Cerro de Santa Catalina. Tinta y acrílico, 21 x 30 cm. 2019

 

Dibujo del Elogio de Horizonte, en el Cerro de Santa Catalina, Gijón. Tinta sobre papel, 21 x 30 cm. 2019.

 

Ningún pintor en la historia ha logrado representar la lluvia en una obra, es imposible. Se intentó muchas veces, el caso más famoso la pintora japonesa de Súbita lluvia sobre el Puente Atake, de Ando Hiroshigue,1856, que son simpres rayas, las atmósferas de William Turner, se siente la humedad, pero no se ve la lluvia, el impresionista Caillebote, su bulevares parisinos con el suelo mojado reflejando las casas, todos con paraguas, pero no hay lluvia, no se ve. Voy a hecer una sería de bocetos del Elogio preparativos para ver texturas y colores, para una obra mucho más grande, donde voy a intentar pintar la lluvia.

 

Fecha

6 diciembre 2019