Warning: array_merge(): Argument #1 is not an array in /usr/home/adolfopsuarez.com/web/wp-content/themes/ninetysix/framework/theme_functions.php on line 31

Roma. Galleria Borghese.

Descripción

Roma. Galleria Borghese. Acrílico sobre papel de 450 g/m2. 29,7 x 42 cm. A3. 2020.

La Galleria Borghese fue construida entre los siglos XVII-XVIII por orden del Cardenal Scipione Borghese, sobrino del Papa Pablo V, la familia más poderosa de Roma de la época. El palacio principal de la familia, el más grande de Roma, Palazzo Borghese, a orillas del Tíber, fue vendido por problemas económicos; el dictador y genocida Francisco Franco, en los años 50, compró la planta baja como Embajada de España ante Italia, la Embajada ante el Vaticano está en otro palacio, en Piazza di Spagna. Esta villa, situada en el Pincio, fue construida expresamente para albergar la colección de arte de los Borghese, de ahí su perfección, hecho a medida para la colección. De estilo barroco, destaca su fachada con hornacinas para esculturas y su gran terraza, en su parte posterior tiene dos grandes torres, a imitación de la Villa Médicis, están muy cerca, en el monte Pincio, y con el palazzo Spada, del cardenal Girolamo Capodiferro, siglo XVI, llamado Palazzo Parlante, imitaron las hornacinas para albergar esculturas. Su interior es pequeño pero abrumador, alberga obras de Tiziano, Rafael, Rubens, José de Rivera, Correggio, Leonardo da Vinci, la mayor colección de Caravaggios del mundo, así cómo las mejores esculturas de Bernini, el inventor de la Roma barroca, de temática mitológica, ellos fueron sus primeros mecenas. Sus salas, repartidas en 2 plantas, destacan por sus paredes y suelos de mármoles de todo tipo y formas, haciendo dibujos e increibles composiciones, así como sus frescos, de los mejores del mundo, obra de Mariano Rossi, pintor siciliano. En la planta baja alberga escultura romana y la famosa Paolina Borghese, obra de Antonio Canova, así cómo las espectaculares esculturas de Bernini. En 1808, Camilo Borghese vendió a Napoleón, su cuñado, el Gladiador Borghese, una de sus principales joyas, así cómo muchas otras obras que ahora se pueden admirar en el Louvre. En 1902, la familia, arruinada, vendió la galería al estado italiano, así cómo sus jardines, de los más bellos de la ciudad, actualmente públicos. Sus arquitectos fueron Flaminio Ponzio y Giovanni Vasanzio. Los símbolos de la familia son el Águila coronada y el Dragón alado. A finales del siglo XVIII se convirtió en museo público. Dado su pequeño tamaño y su inmensa colección, de las mejores del mundo, es imprescindible reservar con mucha antelación para visitarla, es una de las grandes joyas de Roma.

Fecha

12 diciembre 2020