Warning: array_merge(): Argument #1 is not an array in /usr/home/adolfopsuarez.com/web/wp-content/themes/ninetysix/framework/theme_functions.php on line 31

Roma. Tempietto del Bramante, San Pietro in Montorio, 2021.

Descripción

Roma, San Pietro in Montorio, Tempietto del Bramante.

 

Acrílico sobre lienzo, 40 x 30 cm. 2021.

 

En mi serie de vedutas romanas no puede faltar San Pietro in Montorio, obra maestra del renacimiento como relata Vasari, inspirado en el templo de Hércules Vencedor, en el Foro Boario, o el Tempio de Vesta, al que le añadió una cúpula, o mejor, un alto cilindro terminado en una semi-esfera, es el doble de alto que de ancho, poco más de 5 metros de diámetro, dos tambores, inspirada ésta en el Panthéon. Aquí, los españoles, se inventaron que torturaron al supuesto San Pedro. Bramante inició las obras de la basílica de San Pedro (ya hablaré de ese templo, culpable de innumerables guerras, matanzas y hambrunas durante y después de su construcción, por cierto, con el mármol del Coliseo, le arrancaron más de media fachada y todo el interior, es el edificio más diabólico de la historia) Al final el proyecto de la cúpula se lo dieron a Miguel Ángel, inspirandose en la de Bramante, pero dejo bien claro construyendo este pequeño templete de quien fue la idea. Es la primera cúpula con tambor sustentado por columnas, de donde sacó la idea Miguel Ángel. La cúpula del Panteón de París es exactamente igual que este capricho pero a una escala descomunal. Las cúpulas son torres de Babel, no son campanarios a cual más alto, son gigantescas estructuras tanto de alto como de ancho, o de largo y gordas, como las pollas. Los penes son órganos blandos, ahuecados, se ponen tiesos por la fuerza de la irrigación, cuando se llenan de sangre y se ponen duros como el mármol, este templete es una clara metáfora de la masturbación, las columnas serían los dedos que suben y bajan, por la linterna no entra luz, sale disparada la Pasión de Cristo en forma de éxtasis divino.De este minúsculo «tempietto», alcanza poco mas de 10 metros, se inspiraron obras cumbre de la historia de la arquitectura, como la ya mecionada cúpula del Panteón de París, la de San Pablo de Londres, los Capitolios de La Habana y Washigton, la Biblioteca de la Universidad de Oxford, la Salute de Venecia, la catedral de Berlín y la famosa iglesia Frauenkirche, inmortalizada por Bernardo Bellotto. También el pedestal de la Columna de la Victoria de Berlín tiene esta forma, elevándose la torre muchísimos metros más.Es un mero capricho absurdo, está en medio de un pequeño patio, que no es ni claustro, no tiene arcadas ni galería, apenas se ve, es enano, una maqueta de como debería ser una cúpula sin ser cúpula, a una escala muy reducida, rodeada por un atrio de columnas, ni dóricas ni corintias, Bramante se inventó los capiteles, una torre de esa altura no necesita sujección. Esa es su belleza, su absurdidad, el ser bello por ser bello, sin ninguna función.La balaustrada es la primera de la historia, Bramate la inventó, es una reja o barandilla de piedra tallada, otro capricho. Y, para terminar, es una cúpula (una torre que termina en media esfera) apoyada en el suelo, no tiene ningún edidficio debajo, no adorna nada, no se eleva, no tiene sentido, es el absurdo por el absurdo, obras maestras de la arquitectura, meros caprichos que que están ahí para asombrarnos de su genialidad, imitada una y mil veces.

 

Fecha

22 mayo 2021