Roma. Villa Doria Pamphlij.

Descripción

Roma, Villa Doria Pamphilj. Acrílico sobre papel de 450 g/m2. 29,7 x 42 cm. A3.

700 €

La familia Pamphilj, originaria de Gubbio, un pueblo del centro de Italia, se trasladó a Roma en 1481, adquiriendo varias propiedades, a base de matrimonios de bastante conveniencia, llegaron a ser nombrados condes del Sacro Imperio Romano Germánico por los Habsburgo. Su apogeo llegó en 1644 cuando Giovanni Battista Pamphilj fue coronado Papa como Inocencio X, retratado por Velázquez al ser enviado por los Austrias a estudiar arte italiano, al ver el resultado, le dijo: «Muy real», bastante ofendido. También retrató a su cuñada Olimpia, vendido por Sotheby’s en 1986 a un coleccionista anónimo por algo más de dos millones de euros. Del retrato del Papa, un desconocido Francis Bacon, hizo unas 40 versiones que le llevaron a la fama, mostrando la podredumbre de la iglesia.
Era un hombre histérico, de mal carácter, así como gran amante de las artes y mecenas. Al llegar a Papa, los palacios que tenían entre la Via Pasquino y la Piazza Navona, no les resultaron demasiado opulentos por lo que los derribaron, encargando la construcción del nuevo centro de poder a Girolamo Rainaldi y Borromini, este realizó la famosa iglesia de Santa Inés de la Agonía, que sería la capilla particular de la familia, el Palazzo Pamphilj, el interior fue pintado con frescos por Pietro de Cortona, fue vendido en 1920 y convertido en la Embajada de Brasil. Su hermano se casó con Olimpia Maidalchini, una lasciva mujer que había logrado escapar del convento montando tal escándalo que ningún otro convento la quiso acoger, saliéndose con la suya. Fue muy odiada en Roma, conocida como la «La Pimpaccia de Piazza Navona», amante del mismo Papa, que la nombró princesa, decían que era el Papa en la sombra, el famoso nepotismo papal. Fue una gran mecenas de las artes, entre sus obras está la fuente de Los Cuatros Ríos de Bernini y protegió a prostitutas, permitiéndolas usar su escudo nobiliario, también ayudó a muchos conventos para que las niñas no acabasen en la calle de putas. Con este matrimonio, de la «Chula de la plaza Navona» y el hermano del Inocencio X, aumentaron notablemente su patrimonio, entre los cuales se encuentra el palazzo Aldobrandini, actualmente el palacio más grande de Roma en manos privadas, en plena Via del Corso, en él guardaron la mayor pinacoteca privada del mundo, con las más grandes firmas del arte, renacentista y barroco, está abierto al público como Galleria Doria Pamphilj, son los dueños del mayor patrimonio artístico de Europa, seguido nada más y nada menos que por los Rothschild, con cientos de palacios y propiedades por todo el mundo.
En Roma, para ser Papa, no solo se necesitaba ser de una gran familia, sino ser un gran relaciones publicas y dar las mejores fiestas, banquetes, bailes, fiestas de disfraces, juegos acuáticos, hasta ópera, la novedad en el momento. para esto compraron unos viñedos que habían sido cementerio romano, entre la Via Aurelia Antica y la Via Vitellia, allí construyeron esta impresionante villa, también conocida como Casino del Bel Respiro, el mayor parque de Roma, fue expropiado por el Ayuntamiento en 1939 y abierto al público en 1972, fue creciendo durante siglos llegando albergar varias villas de otros nobles, el casino fue construido por Alessandro Algardi y Giovanni Francesco Grimaldi con aportaciones de Borromini, tiene gran profusión de esculturas, frescos, tiene forma de cubo, el parque, de unos 10 kilómetros de diámetro, alberga jardines italianos, renacentistas, franceses e ingleses del siglo XIX, plantas y árboles del mundo entero, bosques tropicales, jardines chinos, rosaledas, inabarcables campos, innumerables fuentes, cascadas, un inmenso lago, varios pabellones y hasta un teatro, obra maestra del barroco, construyeron un enorme arco del triunfo como entrada. El edificio fue comprado por el Estrado Italiano siendo la sede de representación del Gobierno, por aquí pasaron jefes de Estado, Primeros Ministros y autoridades del mundo entero. Dicen querer convertirlo en Ministerio de Cultura. El parque sigue siendo municipal, es como la Villa Borghese, aunque los romanos se quejen de su abandono.
En 1849, durante la unificación de Italia, se encontraron en este lugar las tropas francesas de Napoleón III que protegían los Estados Papales con las tropas de Garibaldi, se libró una dura batalla en la que perdió la vida Angelo Mesina, autor del himno italiano.
La familia Pamphilj sigue manteniendo su inmensa fortuna, la actual propietaria es la princesa Gesine Doria Pamphilj, una joven poco agraciada aficionada al Candy Crush, casada con un apuesto diácono cazafortunas. Ambos son fanáticos católicos, financiando miles de procesiones por toda Italia.

 

Fecha

22 enero 2022